Tecnología en todos lados

Singulares dispositivos o aplicaciones tecnológicas para todos los gustos fueron presentados en la más reciente Feria Electrónica de Consumo. Hoy repasamos algunos de los más extraños

A lo mejor un día son comunes y el estándar en su tipo. Hoy, apenas son rarezas tecnológicas que nos dejó entrever la Feria Electrónica de Consumo (CES, por sus siglas en inglés), realizada hace unos días en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos.

Desde un cepillo de dientes que puede hacer su trabajo en apenas diez segundos hasta un casco para «dormir mejor», la tecnología parece colarse cada vez más en todas las facetas de la vida. Estos equipos o gadgets que repasamos a continuación son el vivo ejemplo de cómo la humanidad se encamina a que aquello que hoy llamamos ciencia ficción mañana sea, simplemente, ciencia aplicada.

Teclado invisible e inteligente

Hace unos años, antes de que se presentara el iPhone 5, en internet circuló un video en el que aparecía ese móvil proyectando un teclado virtual sobre una superficie, en el cual los usuarios escribían. Finalmente, esa funcionalidad nunca la tuvo aquel teléfono, y desde entonces el concepto no había sido trabajado mucho más.

Sin embargo, en la CES 2020 Samsung presentó SelfieType, un teclado que usa la inteligencia artificial y la cámara interna del móvil para detectar nuestros dedos y emular la escritura.

El móvil emplea una tecnología de reconocimiento de imagen que detecta la posición de nuestros dedos en el aire y los toques que damos sobre una superficie. A diferencia de lo visto cuando el iPhone 5, no proyecta una imagen real, pero según la demostración de Samsung en la Feria, funciona.

Por el momento este es un proyecto de la división de experimentos de Samsung, C-Lab, y todavía se desconoce si llegará a ser introducido de forma comercial. Quizá en un tiempo si ve a alguien que parezca estar tecleando sobre una superficie, a lo mejor no es que esté ido de la cabeza, sino que ya usa SelfieType.

Royole mirage

Que los altavoces inteligentes son cada vez más populares ya lo sabemos. Quizá por ello todas las grandes corporaciones tecnológicas quieren un pedazo de este pastel apenas explotado. Royole, la compañía que sorprendió a todos el pasado año con el primer móvil plegable comercial, llegó esta vez a la Feria Electrónica de Consumo con un altavoz inteligente que tiene un añadido: una pantalla plegable.

Royole Mirage es el nombre del dispositivo, que cuenta con un panel AMOLED de 7,8 pulgadas alrededor de todo el cuerpo del altavoz. La compañía no reveló todavía para qué se empleará exactamente el panel, pero en la presentación en la feria la pantalla reproducía un video.

Además, cuenta con una cámara de cinco megapíxeles, lo cual podría indicar que, junto a la pantalla, el equipo permita videollamadas —y solo resta imaginar cómo se verá nuestro interlocutor en una superficie cilíndrica—.

El Royole Mirage incorpora a Alexa, de Amazon, como asistente virtual, y tiene dos micrófonos, 2 GB de memoria RAM, 16 GB de almacenamiento y un procesador Qualcomm APQ8053, según indicó la compañía. Estará disponible en el segundo trimestre del año.

 Láser vs. Mosquitos

Seguro le ha sucedido que en medio del sueño el molesto zumbido de un mosquito lo despierta. Y así prosigue toda la noche, porque encontrar al diminuto insecto a esa hora es difícil y molesto. Este problema lo solucionaría Bzigo, una empresa emergente que llegó a la CES 2020 con una cámara que tiene un puntero láser e inteligencia artificial para detectar los mosquitos, aunque sea de noche.

Lo que hace Bizgo es enviar una notificación al móvil y señalar con el láser la posición del insecto —no, no lo mata, por si eso estaba pensando—, y luego el usuario puede decidir cómo acabar con él. El equipo tiene un alcance de unos ocho metros, lo que lo hace ideal para las habitaciones de casa.

Los de Bizgo quieren ir más allá en el futuro, si su producto llega a ser comercializable, y crear pequeños drones que puedan acabar con los mosquitos una vez los detecten. Veremos si el zumbido de los drones no es más molesto a la postre.

Duérmete, niño

El bienestar del sueño es una preocupación cada vez más creciente. Por eso UrgonNight quiere ser la solución a ese problema. Se trata de un casco que se conecta al celular y, según el fabricante, «nos enseña a activar la habilidad natural del cerebro para dormir bien».

Para ello, el dispositivo realiza un encefalograma que mide la actividad cerebral y luego la aplicación móvil accede a entrenamientos cerebrales. En concreto, aseguran sus creadores, la aplicación crea ejercicios personalizados que activan «naturalmente» las ondas cerebrales para dormir.

UrgonNight asegura que su casco sirve para dormirse un 40 por ciento más rápido y reduce los despertares nocturnos en un 53 por ciento. Los creadores del producto afirman, además, que su dispositivo es silencioso, no tiene efectos secundarios y sus resultados son «duraderos».

¿Con diez segundos basta?

La recomendación que siempre nos ha dado el dentista es cepillarnos los dientes al menos tres veces al día y durante dos minutos, pero los creadores de Y-Brush piensan diferente.

Este cepillo de dientes tiene la forma de un protector como el que usan los boxeadores, del cual se extiende desde el medio un mango plástico que sirve de sostén.

De acuerdo con sus inventores, solo hay que colocar los dientes superiores e inferiores sobre el aparato y dejar que sus cerdas de nailon hagan su trabajo durante diez segundos. Tiene un pequeño motor en el mango que hace que todas las cerdas vibren y limpien los dientes, por lo que sustituye al cepillo, pero no al hilo dental, recomendable para evitar la acumulación de sarro.

Otras rarezas llevadas a la Feria Electrónica de Consumo fueron NextMind, un dispositivo que, se supone, permita al usuario controlar otros equipos con la mente, como si fuera un mando a distancia, o el Petit Qoobo, un gato artificial en miniatura que vibra cuando se le toca, mueve la cola e imita el ronroneo de sus pares de carne y hueso. Lo dicho, la tecnología está en todos lados.

Fuente: Juventud Rebelde

Deja una respuesta